top of page
  • Foto del escritorYamilet Aponte Claudio

Secretaria de Energía presenta su agenda tras los hallazgos del PR 100

Estuvo visitando varias comunidades en Puerto Rico, incluyendo Vieques y Culebra.

La Secretaria del Departamento de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, junto al Gobernador, Pedro Pierluisi. (Suministrada)


Puerto Rico va en camino a depender 100% de energía renovable, y Culebra puede convertirse en el primer municipio de la isla en serlo. Esta es una de las meta de la Secretaria del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés), Jennifer Granholm, quien visitó la isla en los pasados días, específicamente a Vieques, Culebra, Loíza y Salinas para reunirse con líderes de comunidades y conocer sobre el proceso de modernizar la red de Puerto Rico.


El 23 de enero DOE y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) publicaron el “Estudio de resiliencia de la red eléctrica de Puerto Rico y transiciones a energía 100% renovable (PR100)”, el reporte de progreso de un año en Puerto Rico, con la meta de que, en el 2050, la isla sea encendida 100% por energía renovable.


Esto acorde con la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico del 2019, que también establece cumplir con 40% en el 2025, 60% en el 2040, eliminar la mayoría de la generación de carbón en el 2028 y mejorar la eficacia energética en el 2040.


Estudio PR100

El estudio tomó dos años, fue dirigido por el Grid Deployment Office del DOE, al igual que seis laboratorios nacionales, y fue financiado por un acuerdo entre agencias con FEMA.


“Desde su lanzamiento, el equipo PR100 definió cuatro escenarios potenciales a través de los cuales Puerto Rico puede cumplir con sus objetivos de energía renovable”, lee el comunicado de prensa del DOE.


Uno de los hallazgos que el reporte resalta es que con “los recursos de energía distribuida y las configuraciones de sistemas alternativos (p. ej., energía solar comunitaria, agrovoltaica) podrían garantizar que Puerto Rico cumpla con sus objetivos de energía renovable mientras preserva las tierras agrícolas y las áreas protegidas”.

Igualmente, en cuanto al potencial de recursos renovables en la isla, indica que “el recurso técnico en Puerto Rico excede significativamente las cargas actuales y proyectadas anuales hasta el 2050”.


Entre los tipos de energía consideradas para combinar y energizar la isla, según establecido en el documento están: la energía solar, energía eólica, energía hidráulica, marina, hidro cinética renovable, energía terminal del océano, y combustión o biocombustible derivado exclusivamente de biomasa renovable.


El estudio presentado en el reporte estuvo asesorado por aproximadamente 100 personas de 60 organizaciones de los sectores: público, privado y sin fines de lucro, para responder “a una amplia gama de perspectivas y prioridades”.


Según la página oficial del DOE, el Equipo de Modernización de la Red de Puerto Rico utilizará las conclusiones de PR100 para coordinar el flujo de fondos federales y atender los retos para el despliegue de infraestructura.


Adicionalmente, con la visita de la secretaría, el DOE indicó que no invertirá más dinero en proyectos de gas natural para continuar con el plan de reconstrucción del sistema eléctrico en la isla.


Visita a las comunidades

En la visita de Granholm a Culebra, conoció sobre cómo la Fundación Colibrí, utilizando el Environmental Defense Fund, ayudó a 45 familias en aproximadamente dos años al instalarles sistemas de paneles solares, equivaliendo a un 10% de la población de la isla, con la meta de convertirse en “la primera isla solar en América”.


“El gobierno contempla crear una microrred que cubra a Vieques y Culebra, permitiendo generar unos 15 megavatios, junto a otros 12 megavatios de almacenamiento”, dijo Jesús Cintrón, funcionario de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3).


Dicha microrred, que espera aprobación en los próximos meses, es parte de la propuesta sometida en noviembre de 2022 a FEMA, quien asignó $9,500 millones para modernizar la red de Puerto Rico.


Durante la visita, la Secretaria anunció que la Asociación de Residentes de la Margarita Inc., con sede en Salinas. La organización comunitaria de Salinas tiene como objetivo proporcionar energía solar comunitaria al menos al 40% de sus residentes mayores y de bajos ingresos para una microrred eléctrica más robusta y resistente.


La inyección de fondos federales y sus implicaciones ambientales

En diciembre de 2022, el Congreso de los Estados Unidos asignó $1,000 millones para instalar sistemas solares en techos de familias vulnerables, y aunque todavía se desconoce cuál agencia se encargará del proyecto, algunas opciones pudiesen ser: el Departamento Económico y Comercio, el Departamento de la Vivienda o LUMA Energy.


Sin embargo, cabe destacar que, en noviembre de 2022, expertos en la industria de energía explicaron que, de no tomar medidas preventivas, los desechos de las placas solares y sus baterías pudiesen “amenazar con convertir la solución a la crisis energética en un problema ambiental”.


“En todas las discusiones, hemos dicho que el momento de atender la disposición de los paneles solares y baterías es ahora, cuando no hay crisis, porque los proyectos son nuevos. Es un tema medular, que pudiera ser crítico por la situación de los vertederos”, explicó el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica, Josué Colón.


Según la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), muchos de los componentes de los paneles se pueden reciclar, sin embargo, de no manejar adecuadamente materiales como baterías de iones de litio, pueden causar daños a la salud humana o al medioambiente.


Por último, en Puerto Rico al momento no existe ninguna ley que prohíba que las placas solares sean desechadas en vertederos ni existe un centro de reciclaje que maneje las partes de las placas solares que sí pueden ser recicladas.


Comments


Shop New Products Website Banner Brown, White, Tan.png
bottom of page